José Morales asumió como nuevo Secretario Académico de la Facultad de Humanidades UCN

La nueva autoridad velará por “instalar procesos equitativos en la toma de decisiones de la Facultad”, y por establecer en la política administrativa “un enfoque de género e inclusión con todos los estamentos de la UCN”. 

Tras culminar siete años de trayectoria como Jefe de Carrera de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte (UCN), José Morales Donaire, se desempeñará como Secretario Académico de la Facultad de Humanidades de la UCN a partir del próximo lunes.

El magíster en Comunicación Estratégica y director del medio de comunicación “El Pensador 2”, trabajará junto a la decana Dra. Mónica Guzmán, coordinando y optimizando el desarrollo de las actividades académicas y curriculares de las carreras de Periodismo, Psicología y Pedagogía en Inglés.

“Junto a la decana tenemos el desafío de mantener una docencia y procesos académicos de calidad durante los próximos años, considerando la alta acreditación y el prestigio que han ganado en el tiempo nuestras tres carreras”, comenta la nueva autoridad.

“Trabajaremos para instalar procesos equitativos en la toma de decisiones de la Facultad, y nos ocuparemos de que la gestión política administrativa se establezca desde un enfoque de género e inclusión con todos los estamentos de la UCN”, añade.

En cuanto a su salida del cargo de Jefe de Carrera, José Morales expresa tener “sensaciones encontradas, ya que luego de haber estado siete años uno se encariña con el trabajo. Sin embargo, estoy motivado y expectante para asumir este nuevo desafío que me permitirá crecer en lo profesional”.

El Magíster también espera “aportar desde la experiencia que obtuve en la jefatura de carrera, puesto que mi idea es ser un soporte importante a las necesidades que tengan las y los jefes de carreras de la Facultad”.

Finalmente, el Secretario Académico envía sus agradecimientos “a todas y todos con los que compartí en mi periodo como Jefe de Carrera,  en especial a las y los egresados, colegas y actuales estudiantes”. “Espero haber estado a la altura frente a sus requerimientos, debido a que siempre intenté trabajar con el mayor compromiso, disposición y profesionalismo”, concluye.

Periodismo UCN adhiere a carta dirigida al Presidente Sebastián Piñera en el Día Mundial de la Libertad de Prensa

“Solicitamos que la más alta autoridad política del país representada en usted, tome las medidas necesarias para garantizar el sano, libre e independiente ejercicio de la prensa y libre expresión”, declararon en la misiva las escuelas de periodismo de Chile.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica de Norte adhirió a la convocatoria nacional del Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, para entregar una misiva al Ejecutivo este lunes 3 de mayo manifestando la preocupación por el estado actual de la libertad de prensa y expresión en Chile.

Contando con el apoyo y firma de 12 escuelas de periodismo del país, la carta dirigida al Presidente Sebastián Piñera surge como iniciativa para hacer frente a los hechos recientes que atentaron contra el ejercicio libre y pluralista del periodismo, hitos que marcaron la contingencia nacional con casos como detenciones en el ejercicio de la profesión, amedrentamientos, monitoreos, e incluso espionajes a diversos periodistas de investigación.

“Esta fecha es fundamental para nosotros como docentes, académicos y académicas de Periodismo UCN, quienes tenemos a cargo la formación de futuras y futuros periodistas”, expresó el director de Escuela, Mauricio Matus.

“Debemos transmitirles la importancia de recordar que la libertad de prensa es una acción que debemos ejecutar día a día, y nunca debemos dar por sentado que existe, ya que fácilmente se corrompe con el poder de intereses creados”, agregó Matus.

“También queremos recordar a las y los profesionales que han sido asesinados y desaparecidos en la historia reciente del país y del mundo, quienes trabajaron en pos del ejercicio de comunicar las injusticias”, enfatizó el académico.

“Este día es un recordatorio de que el país que tenemos hoy, no está al nivel de la libertad de prensa, pues aún tenemos casos de amedrentamiento de los poderes fácticos en contra de las y los periodistas que dignifican la profesión con la labor de investigar”, añadió Matus.

“Entonces hoy recordamos no sólo a quienes han caído en la historia, sino que también, a aquellos y aquellas que están en primera línea defendiendo el ejercicio de la libertad de prensa, contribuyendo a la construcción de una sociedad más democrática y pluralista”, puntualizó el director de Periodismo UCN.

A continuación la misiva dirigida al Presidente de la República:

Santiago, 3 de mayo de 2021

Señor
Sebastián Piñera Echeñique
Presidente de Chile

Presente

En medio de una conmemoración más del Día Mundial de la Libertad de Prensa, proclamado por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1993, nos dirigimos a usted en representación de las principales Escuelas de Periodismo del país. Como es sabido, esta efeméride internacional busca reconocer la relevancia de la prensa libre, plural e independiente como componentes centrales de toda democracia. Tomando en cuenta aquello, nos comunicamos con usted a través de esta misiva, para ilustrar nuestra profunda preocupación frente al actual estado de la libertad de expresión y prensa en nuestro país. 

Recientemente hemos conocido diversas situaciones de lesión al ejercicio periodístico que han contemplado atentados, detenciones en la labor de la profesión, amedrentamientos, “monitoreos” e incluso, espionajes a diversos periodistas de investigación y/o trabajadores de la comunicación. A la vez, han existido episodios en que instituciones supeditadas al poder político, como las distintas ramas de las Fuerzas Armadas, han emitido declaraciones coordinadamente, denotando cuestionamientos y, peor aún, directrices para interferir en la línea editorial de determinados medios.

Como periodistas y académicos y académicas que estudian la comunicación, sabemos que ese tipo de acciones no solo vulneran el ejercicio del periodismo, sino además atentan contra garantías básicas resguardadas hace décadas por el Sistema Interamericano y Mundial de Derechos Humanos. El derecho a la libre expresión y prensa, el ejercicio periodístico libre y el derecho de la ciudadanía a acceder a información plural de interés público, deben ser férreamente resguardados; lesionarlos, implican un serio atentado a la democracia toda y al sano debate público. 

En ese entendido, solicitamos, que la más alta autoridad política del país representada en usted, tome las medidas necesarias para garantizar el sano, libre e independiente ejercicio de la prensa y libre expresión, asegurando un total rechazo a cualquier práctica que implique un amedrentamiento a esta labor y vulnere los derechos humanos antes mencionados. 

Como lo hemos señalado en múltiples ocasiones, comunicar e informar desde las más diversas perspectivas y medios de comunicación, para dar a conocer una visión amplia y compleja de la realidad, es propio de la esencia de una democracia. Violentar, atentar e impedir aquello afecta el derecho a la comunicación, expresión e información de interés público, necesaria para un debate democrático sano, tan relevante en los tiempos de crisis social y pandemia que corren. 

Atentamente,
Escuelas de Periodismo del País.

Dino Pancani, director de la Escuela de Periodismo, Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile. 

Javiera Olivares M., coordinadora del Programa de Libertad de Expresión y Ciudadanía,  Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile. 

René E. Jara Reyes, director de la Escuela de Periodismo, Facultad de Humanidades,  Universidad de Santiago de Chile.  

José Arturo Figueroa, director de la Escuela de Periodismo, Instituto de Comunicación  Social, Facultad de Filosofía y Humanidades, Universidad Austral de Chile. 

Pilar Bruce, directora de la Escuela de Periodismo, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.  

Nadia Arias Vega, directora de la Carrera de Periodismo, Universidad de La Frontera,  Temuco. 

César Pacheco Silva, director de la Carrera de Periodismo, Universidad de Playa Ancha. 

Mauricio Matus Barraza, director de la Escuela de Periodismo, Universidad Católica del  Norte. 

Ximena Orchard R. directora del Departamento de Periodismo, Facultad de Ciencias  Sociales Universidad Alberto Hurtado.  

Gilberto Morales Colipe, director del Departamento de Comunicación Social, Facultad de  Ciencias Sociales, Universidad de Concepción. 

Daniel Avendaño Caneo, jefe de Carrera de Periodismo, Escuela de Comunicaciones,  Universidad Viña del Mar.  

Constanza Hormazábal, directora de la Escuela de Periodismo y RR.PP. Corporativas,  Universidad UNIACC. 

Paulina Salinas expuso sobre educación, género y minería en encuentro internacional de la WCA

“Develar la resistencia al cambio que presenta el sistema formativo, es fundamental para modificar la cultura académica que sostiene la segregación de género y ralentiza la paridad en la industria minera del 2050”, expresó la académica de Periodismo UCN durante el encuentro Compliance Chile.

Una exitosa ponencia sobre desafíos en temas de género y educación presentó la académica de la Escuela de Periodismo UCN, Dra. Paulina Salinas, quien formó parte del panel de expertas en el encuentro internacional “Desafíos para el compliance en materia de género y diversidad: Gestión del cambio”, organizado por el Capítulo Chileno de la World Compliance Association (WCA).

La autora del libro “Mujer y Cobre: Cultura e ideología minera en el norte grande de Chile”, presentó una síntesis de la línea de investigación que ha desarrollado en su extensa trayectoria profesional, relevando la importancia de incorporar la perspectiva de género en espacios laborales y de formación educativa tanto universitaria como técnica.

“En la actualidad, la industria minera se plantea para el año 2050 desafíos estratégicos que están directamente relacionados con la sostenibilidad a nivel social, económico y ambiental”, introdujo Salinas y añadió que algunos de los desafíos propuestos, “tienen que ver con revertir la escasez hídrica y energética, reducir costos de producción, y poner atención en la formación del capital humano. Aquí es donde aparece la equidad de género como un objetivo transversal”.

Participación de la mujer en minería

En la instancia, la experta en estudios de género también dio a conocer que “la minería en sus orígenes era a pequeña escala y artesanal; un rubro de tecnología rudimentaria basada en la fuerza física y altamente contaminante”. Sin embargo, “la tecnología y la globalización llevó a Chile nuevos proyectos mineros transnacionales, y con ello, nuevas practicas organizacionales”, indicó Salinas.

Parte de estas influencias en las nuevas prácticas corporativas provinieron de Australia, país pionero en incorporar mujeres en el rubro minero.

“En Chile los avances comienzan en el 2014, cuando el Estado asumió el compromiso con el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, consolidando la norma Sistemas de Gestión de Igualdad de Género y Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal (NCh3262-2012)”, impulsada principalmente por Codelco.

Perspectiva de género

“Hace 20 años atrás era impensable que las mujeres se plantearan la autonomía económica como un tema central en su proyección laboral”, indicó la académica. “Esto fue una transformación importante porque abrió las puertas a la jefatura femenina, un pilar fundamental para lograr la paridad de género”, añadió.

Este fenómeno supuso un cambio en “el entramado de factores que construyen la identidad de género de las personas”. Bajo esta perspectiva, “es muy importante el análisis de discursos de las y los actores presentes no sólo en la industria minera, sino que también en los sistemas de formación de carreras mineras”.

El lenguaje es un vehículo importante y es una representación de la realidad. Son códigos que configuran las identidades de hombres y mujeres, plasmando las estructuras de género que circulan en la sociedad con poca interacción y debate”, enfatizó la doctora en Ciencias Sociales.

Desafíos educación superior

A partir de los resultados de diversas investigaciones FONDECYT, la académica explicó que “existe una alta segregación tanto horizontal como vertical en el sistema de educación superior”.

“En las carreras STEM la participación femenina todavía es considerablemente baja, las mujeres corresponden sólo al 23%”, señaló Salinas y agregó que “estas cifras en el marco general son muy bajas frente a lo que se requiere para los cambios sociales que enfrenta el mundo”.

El concepto de “pedagogías invisibles” fue clave para comprender “cómo se transmite la discriminación de género entre docentes, estudiantes y funcionarios en los espacios de la educación superior”.

La académica ejemplificó este fenómeno explicando que “existen concepciones sesgadas y conductas machistas que se replican en la formación de geólogas, técnicas en maquinaria pesada, ingenieras, entre otras profesiones”. Por consecuencia, “hay una resistencia al cambio y no se están potenciando las habilidades necesarias para que estas profesionales puedan entrar y quedarse en la industria”.

“Hemos entrevistado a estudiantes mujeres, hombres, jefes de carrera, docentes , para mirar el fenómeno desde todas las perspectivas. Con los resultados concluimos que existe un desacople entre las iniciativas de la industria y las de la educación superior”, expresó Salinas.

“Creo con convicción que la industria está mucho más acelerada en relación a los cambios que está enfrentando las universidades acreditadas, que presentan una resistencia frente a las transformaciones que se requieren”, añadió la académica.

La doctora concluyó su ponencia con una idea fuerza que explica la necesidad de “abordar las dimensiones patriarcales que subyacen en estas disciplinas, donde el modelo de poder masculino prevalece como una identidad inamovible en la educación superior minera”.

“Develar las resistencias del sistema formativo es fundamental para modificar la cultura académica oculta que sostiene la segregación y ralentiza la paridad en la industria minera del 2050”, puntualizó.

 

Académica Francis Espinoza se incorpora al registro de Pares Evaluadores de Acreditación Institucional de la CNA

La doctora en Ciencias Políticas y Estudios Internacionales considera que “debemos certificar y fiscalizar nuestros procesos formativos para entregar una educación de calidad” y hacer frente a un mundo laboral “cada vez más globalizado y competitivo”.

Un importante desafío se incorpora a la extensa trayectoria profesional de la académica e investigadora de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte (UCN), Dra. Francis Espinoza, quien fue aceptada como par evaluadora por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

La participación de la investigadora en los procesos nacionales de acreditación, comenzará a partir del 1 de julio del 2021, dando inicio a la transición de un nuevo esquema de acreditación institucional de carácter integral dispuesto por la Ley 21.091 sobre Educación Superior.

Para la doctora en Ciencias Políticas, “es fundamental ser nombrada par evaluadora porque enriquece mis experiencias en investigación, gestión, docencia y vinculación”, y agrega que “en universidades regionales y no estatales como la nuestra, los procesos de acreditación son vitales, porque la obtención de acreditaciones de excelencia (6 y 7 años) y avanzadas (5 años) impacta directamente en los recursos que nos entrega el ministerio para concretar nuestras funciones misionales y para cubrir la brecha de la gratuidad”.

“Pensar en una buena acreditación, es pensar en nuestro estudiantado en términos de calidad y de recursos económicos para entregar una excelente educación que ayudará más tarde a la movilidad laboral y social. Es nuestra responsabilidad social como institución”, enfatiza Espinoza.

Durante el mes de abril, las y los integrantes del nuevo Registro Público de Pares Evaluadores Nacionales, serán convocados a diversas capacitaciones para ser parte de los procesos administrativos y evaluativos de universidades, institutos profesionales, centros de formación técnica, y establecimientos de educación superior de las fuerzas armadas y de orden y seguridad pública.

Internacionalización del sistema de acreditación

En la quinta Convocatoria de Investigación de la Comisión Nacional de Acreditación, se postularon un total de 68 proyectos de investigación nacionales y extranjeros, de los cuales, sólo cuatro fueron los ganadores del financiamiento para ser parte de los Cuadernos de Investigación en Aseguramiento de la Calidad en Educación Superior (números 17, 18, 19 y 20).

Entre los estudios publicados, se encuentra el Cuaderno N°17 con la investigación “Modelos de internacionalización, una mirada comparativa de nuestros sistemas nacionales de acreditación”, liderada por la académica UCN, Francis Espinoza, junto al Dr. Marcelo Lufin Varas, del Departamento de Economía de la misma casa de estudios.

“La investigación con la CNA fue muy importante, porque he sido la única académica que ha ganado este concurso. A raíz de esto, he ayudado a colegas de otras unidades a participar en este fondo”, añade.

Para la directora del Magíster en Comunicación Estratégica UCN, es importante incorporar modelos de internacionalización en el sistema de acreditación, “no sólo en el área de pre y postgrado, sino que en todas las funciones misionales de las universidades chilenas”.

“Es necesario abordar todas las funciones de la universidad porque los procesos se cruzan y de una u otra manera, la docencia, investigación, gestión y vinculación están siendo internacionalizadas, siguiendo modelos extranjeros para el aseguramiento interno de calidad y la accountability universitaria”, explica Espinoza.

La doctora también considera que contar con académicas y académicos con experticia en aseguramiento de la calidad, “es como tener un ‘cheque en blanco’ para la universidad, pues nosotros podríamos ayudar ampliamente a los procesos internos y en las acreditaciones institucionales y de carrera frente a los requerimientos de la Nueva Ley de Educación Superior”.

Desde el punto de vista de la investigación, “estos temas para las Relaciones Internacionales son fundamentales, pues marcan la geopolítica de la formación del capital humano y determinan la diferencia entre grandes, intermedios (como Chile) y poderes menores como África”.

“El mundo laboral está cada vez más globalizado y competitivo, y nosotros debemos entregar una educación de calidad, pero para eso debemos certificar y fiscalizar nuestros procesos formativos”, destaca la académica.

Francis Espinoza exponiendo sobre el Proceso de Acreditación 2014.

Trayectoria profesional

El nuevo desafío en la trayectoria profesional de Francis, viene a coronar 16 años dedicados al estudio de los sistemas de educación superior en universidades nacionales e internacionales. Su interés por la investigación de los procesos de aseguramiento de la calidad en la educación, se remontan al año 2005, cuando la académica inició su PhD en Ciencias Políticas y Estudios Internacionales en la Universidad de Birmingham.

Posteriormente, su motivación por los estudios en materia de educación superior se potenció en el proceso de acreditación de la Escuela de Periodismo UCN, durante su período como directora en el año 2014.

Cabe destacar, que la académica también apoyó a la Escuela de Inglés UCN en su recurso de reposición para apelar a sus años otorgados de acreditación.

“Mi motivación siempre ha sido el gran amor por el conocimiento y la universidad como un espacio inconmensurable de reflexión y diálogo”, puntualiza Francis.

Mauricio Matus asumió como nuevo director de la Escuela de Periodismo UCN

La nueva autoridad universitaria expresó que “si bien el largo tiempo del encierro sanitario es irrecuperable, debemos tratar de reconstruir puentes de unión entre todas y todos”.

La comunidad de Periodismo UCN dio la bienvenida al nuevo director de Escuela, Mauricio Matus Barraza, académico y magíster en Cine Documental, reconocido en la historia de la carrera por su amplia trayectoria profesional en el área audiovisual.

El académico que lideró hitos en la casa de estudios, entre ellos, la fundación de la Unidad de Producción Audiovisual (UPA), expresó que “en este nuevo comienzo, tengo la proyección de ser un articulador de procesos para toda la comunidad de nuestra Escuela, especialmente en el aún incierto panorama nacional”.

“Mantener este horizonte será un gran desafío, no sólo en relación a los eventos emergentes propios de la actividad pedagógica y académica, sino que con las acciones proyectadas que como Escuela debemos cumplir, tanto con el nuevo Plan de Desarrollo Corporativo, así como las que emprenderemos en el futuro cercano cuando, espero, podamos volver a la presencialidad”, añadió Matus.

Por su parte, el director saliente Percy Peña, agradeció el apoyo del equipo de Periodismo UCN. “Estoy seguro de que el trabajo que inicia Mauricio va a ser muy relevante para la consecución de los objetivos que nos hemos trazado como Escuela en este contexto complejo”, declaró el doctor en Educación.

A la comunidad estudiantil

En cuanto al excepcional desarrollo del año académico en la virtualidad, Matus señaló que “como Escuela de Periodismo reconstruir puentes de unión entre todas y todos”. 

-¿Qué mensaje le entregarías a los estudiantes de Periodismo UCN, especialmente a los de la primera generación que conocen sólo la realidad virtual de la Escuela?

-Me gustaría decirles que dentro de la crisis actual, y en la medida de cada una de las realidades propias, no perdieran de vista el sentido del momento histórico que estamos viviendo como sociedad. Esto no solo porque como comunicadores nos cabe un rol importante que ejercer en nuestros entornos, sino también, se lo debemos a la memoria de todas las personas que han sido afectadas por esta pandemia. Más de 23 mil chilenos y chilenas han fallecido a la fecha y es nuestra labor como periodistas, en honor a estas pérdidas, ser capaces de articular, traducir y orientar los mensajes que se emiten en esta crisis y, por qué no, registrar para el futuro. 

Como estudiantes de primer año ese llamado es especialmente crucial. Algunas personas sostienen erróneamente que la juventud o la falta de experiencia en los jóvenes no les permite mirar con la perspectiva adecuada los fenómenos de la sociedad y de la historia. Los mismos jóvenes de la generación actual fueron la fuerza motora detrás del movimiento social de octubre del 2019. Adicionalmente, no debemos olvidar que esta crisis sanitaria que nos ocupa en el hoy, no nos deja concentrar en el proceso iniciado para lograr una nueva constitución, que será el escenario que vendrá cuando superemos la situación sanitaria. Espero que en ese cambio institucional y en esa esperada vía de expresión popular que será la nueva constitución, nuestros futuros periodistas tengan un lienzo en limpio sobre el cual plasmar cuál va a ser el nuevo Chile de este siglo.

Nuevos desafíos

-¿Qué desafíos consideras que enfrenta el periodismo actualmente y de qué manera repercuten en la formación educacional y profesional de futuros periodistas?

-Creo que los desafíos actuales de nuestra profesión se encuentran tanto al interior del ejercicio del periodismo como en el exterior.  En la esfera interna es necesario insistir en la formación especializada de nuestros profesionales, ya sea en el pregrado, mejorando la articulación de nuestros cursos y entregando opciones más específicas a nuestros alumnos, así como también en la oferta de más y mejores opciones de postgrado. En la búsqueda de aportar a la empleabilidad de nuestros profesionales tendemos a crear formaciones más bien heterogéneas y de amplias posibilidades, las cuales le han entregado al periodismo una característica generalista y difusa, panorama dentro del cual la especialización profesional puede marcar la diferencia.

El panorama externo de nuestra profesión ya comenzaba a mostrar los síntomas de una crisis en las formas de comunicar debido al uso de las redes sociales. Desde antes del estallido social éramos testigos de la manipulación de la información, de las fake news y del surgimiento de los liderazgos populistas y de las grandes corporaciones que utilizaron estas estrategias.

Con el estallido social y la situación de desigualdad que expuso, sumada a los constantes atropellos a los derechos humanos por parte de instituciones del estado, nos fuerza a transformar esas reflexiones en acciones y a cuestionarnos aun más nuestra labor profesional de informar.  

Producción audiovisual y futuros estrenos

Paralelo a la dirección de Periodismo UCN, el magíster en Cine Documental se encuentra trabajando en el próximo estreno de “Tierra Viva”, proyecto desarrollado junto al geólogo y doctor honoris causa UCN, Guillermo Chong.

Además, se espera que en el transcurso del 2021 se distribuya la producción audiovisual “La Última Fotografía de Roberto Gerstmann”, documental que retrata el patrimonio visual que dejó el fotógrafo alemán en su paso por Chile y Latinoamérica.

Exponentes de la política regional analizan la contingencia en conversatorio de Periodismo UCN

El debate contó con la participación de la diputada RD, Catalina Pérez, el diputado RN, José Miguel Castro y el concejal independiente, Camilo Kong.

“¿Postdemocracia o Política Postmoderna?”  fue la interrogante que protagonizó el quinto conversatorio virtual del Ciclo de Entrevistas organizado por la Escuela de Periodismo UCN.

Con el propósito de analizar las transformaciones políticas en Chile, la diputada y presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez, junto a su par de Renovación Nacional, José Miguel Castro, y el concejal independiente, Camilo Kong, debatieron sobre las condiciones del escenario político post estallido social y próximo a enfrentar el plebiscito del proceso constituyente.

“En el contexto de la crisis social y sanitaria que enfrentamos, hemos visto varias señales que nos dan cuenta de los procesos postmodernos que se están dando en la política”, introdujo la moderadora del conversatorio, Francis Espinoza, doctora en Ciencias Políticas y académica de Periodismo UCN.

¿En Chile se practica una nueva o vieja política?

Analizando las prácticas políticas en el Chile del 2020, para la diputada Catalina Pérez “la transición a la democracia mantuvo la lógica neoliberal del modelo económico y la lógica de una democracia de baja intensidad, enclaustrada dentro de los marcos de la Constitución que nos rige hoy”.

“La vieja política no sirve para las necesidades que hoy tiene la población”, afirmó Pérez y añadió que “nuestra generación, más allá del rango etario, vino a resignificar la política y cuestionar la elitización de la misma”.

El diputado RN, José Miguel Castro, aseguró que “todas las generaciones creen que van a cambiar el mundo, pero cuando uno empatiza siempre puede estar en sintonía con las necesidades de la población”.

Castro añadió que en la política actual hace falta el liderazgo de “viejos políticos con cierta prestancia como la del ex mandatario, Patricio Aylwin”.

Desde la perspectiva municipal, el concejal Camilo Kong señaló que “los espacio en los que nos desenvolvemos son importantes para ver si hay una nueva o vieja política en práctica”.

“El espacio local está mucho más enraizado a las necesidades de la gente a diferencia del espacio del Congreso”, afirmó Kong y agregó que “la política partidista que antes generaba identidad, se está desplazando en la actualidad”.

Lecciones políticas del 18 de octubre

Respecto a los aprendizajes que dejó el estallido social, para Catalina Pérez “el 18 de octubre removió la distribución del poder en Chile, donde las élites económicas  y políticas tuvieron la disposición de ceder poder dada la magnitud de la crisis”.

“La acumulación de frustraciones, la desigualdad estructural y la política incapaz de canalizar ese sentir ciudadano, generó esta fuerza impugnadora que modificó la distribución del poder en el país”, aseguró la parlamentaria.

La diputada RD destacó que “el conseguir un proceso constituyente o lograr la destitución de un ministro, son hechos que dejan un sabor de triunfo popular muy grande. Ese es el poder de recuperar la política para la gente”.

Para el sociólogo Camilo Kong, el desafío que dejó el estallido social recae en “saber cómo logramos hacer sintonía con la sociedad y con las herramientas que disponemos hoy, por eso es importante contar con una nueva constitución que sea elaborada desde las bases”.

Por su parte el diputado Castro afirmó que actualmente “hay una mirada distinta de hacer política porque empezaron a diluirse la fronteras que había entre partidos políticos”.

“Debemos actuar con rapidez para solucionar las problemáticas sociales, la gente ya no quiere esperar más”, puntualizó Castro.

Académica Paulina Salinas se incorpora a Proyecto Anillo como investigadora titular

La doctora en Ciencias Sociales se encargará del dominio “Género, cuidado y familia” del proyecto.

La académica de la Escuela de Periodismo UCN, Paulina Salinas Meruane, se incorporó como investigadora titular del Proyecto Anillo en Ciencias Sociales titulado “Aspiración y vida cotidiana bajo el neoliberalismo: Un estudio etnográgico multisitio de la autoconstrucción en Chile”.

El proyecto dirigido por la doctora en Antropología Social, Diana Espirito Santo, de University College London y académica de la Pontificia Universidad Católica (PUC), forma parte de uno de los programas más prestigiosos de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID, ex CONICYT), y surge en respuesta “al debate público actual respecto de los cambios culturales y el impacto del neoliberalismo en la sociedad chilena en las últimas décadas”.

De esta manera, el proyecto busca analizar las manifestaciones cotidianas del neoliberalismo en Chile, a través de la investigación etnográfica colaborativa sobre procesos de autoconstrucción entre la población chilena en contextos rurales y urbanos, en los ámbitos de la atención y la familia, la cultura del consumidor, el espíritu empresarial y la religiosidad.

Género, cuidado y familia

La académica de la Escuela de Periodismo UCN dirigirá el tema “Género, cuidado y familia”, cuyo objetivo es analizar los efectos de las políticas sociales relacionadas a la salud, la crianza de los hijos y el envejecimiento.

Para la doctora en Ciencias Sociales, “es interesante ahondar en las negociaciones que hacen las mujeres para articular los requerimientos familiares y laborales, ya que en este escenario esta tensión se agudiza”.

Además, la trayectoria de la académica en investigaciones sobre Minería y Género, permitió establecer un vínculo favorable entre sus competencias y los propósitos del proyecto Anillo, ya que, “la industria minera como modelo extractivo transnacional es un ejemplo de las políticas económicas neoliberales que se implementaron en Chile desde los años 80′”, expresa la doctora Salinas.

“En esta época fue donde el recurso humano y especialmente las mujeres, se vieron presionadas a adaptarse a una lógica hegemónica de producción, persiguiendo el ideal de consumo que la industria representa”, añade.

Agradecimientos y expectativas

“Adquirir nuevos aprendizajes y vincular a la Escuela de Periodismo con la PUC siempre es una oportunidad de crecimiento para nuestra unidad”, expresa la académica, quien realizó su período sabático en las dependencias de la PUC durante el año 2019.

“Tengo las expectativas de lograr los objetivos que se proponen en el proyecto y trabajar con ahínco para que todo salga lo mejor posible, representando de la mejor manera a la UCN dentro del equipo”, añade.

Finalmente, la académica de Periodismo UCN dirige sus palabras a las y los estudiantes, invitándolos a “que se entusiasmen con la investigación, que si bien es un camino desafiante, también es un camino que aporta al crecimiento del país y brinda amplias oportunidades”.

Juan Cristóbal Peña, autor de Jóvenes Pistoleros: “La primera línea no toma la posta de símbolos, consignas ni banderas”

A partir de su último libro “Jóvenes pistoleros”, el periodista e investigador Juan Cristóbal Peña, contrastó la realidad de los antiguos guerrilleros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, con la subversiva “primera línea” que surgió del estallido social en octubre del 2019. 

El retorno a la democracia en la década de los 90, no sólo garantizó la continuidad del modelo neoliberal impuesto en dictadura, sino que también, silenció las injusticias y demandas sociales que fueron oprimidas por la violencia política. 

Este es el período histórico que retrata “Jóvenes pistoleros: violencia política en la transición”, la última publicación del periodista e investigador, Juan Cristóbal Peña.

La novela de no ficción protagonizada por el exguerrillero, Ricardo Palma Salamanca y su pareja Miska Brzovic, revela las motivaciones y el modus operandi del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), organización armada que marcó la historia reciente de Chile ajusticiando a políticos y policías.

Me parecía importante reivindicar, honrar y darle dignidad a las personas que participaron de la lucha armada contra la dictadura, porque es una historia que fue clausurada y denostada por la prensa conservadora y tradicional”, explica el cronista en entrevista con Periodismo UCN.

La historia se repite

Luego de 30 años sosteniendo la Constitución heredada por el régimen dictatorial, nuevamente se desata “una suerte de rebelión popular ante la situación política“, comenta el ex director de la Escuela de Periodismo de la Universidad Alberto Hurtado.

“En la actualidad se está cuestionando duramente el modelo que por años fue ejemplar en el mundo”, sostiene Peña, y agrega que el estallido social “coincide con la épica guerrillera, revolucionaria e insurgente que protagonizaron los jóvenes a fines de los 80”.

Es por ello que a partir del 18 de octubre del 2019, “cambia el paradigma y la forma de mirar los movimientos subversivos que pusieron las armas contra este modelo político”, afirma el académico.

Lanzamiento del libro “Jovenes pistoleros” en Antofagasta. Actividad organizada por Club de Lectura Rebelde y Biblioteca Viva.

La “primera línea” y los nuevos relatos de resistencia

Desde el inicio del estallido social, la figura de la “primera línea” ha resaltado por su rol combativo frente a la represión policial, resguardando con su presencia a miles de manifestantes que luchan por demandas en común.

En este contexto, Juan Cristóbal plantea que “existe una gran distancia entre lo que es la primera línea hoy, y lo que fue la resistencia armada en tiempos de transición a la democracia”.

“La diferencia es que la primera línea no toma la posta de símbolos, consignas ni banderas, sino que propone un nuevo relato sobre causas comunes”, afirma el periodista colaborador de Ciper. 

En cuanto a la violencia como respuesta al descontento social, el investigador plantea que “es un cauce de reacción más pasional que racional frente a una presión que se incuba por años. Por lo tanto, es inevitable”, concluye.

Eduardo Contreras Illanes, funcionario ONU y profesor de MCE UCN: “Desde la comunicación, la crisis es la gestión de oportunidades”

Como sociólogo, pero aún más como profesor de la 5ª Versión del Magíster de Comunicación Estratégica de la UCN, MBA en Administración y Dirección de Empresas (U. de Chile) y funcionario de las Naciones Unidas, Eduardo Contreras Illanes tiene un objetivo claro y trazado: desarrollar herramientas analíticas que permita a los profesionales enfrentar de manera más ágil y eficiente los actuales tiempos de crisis social en las organizaciones.


-¿Por qué ahora esta urgencia de actualización de las herramientas comunicacionales estratégicas de las empresas cuando siempre es el área que enfrenta las crisis?

Profesor del MCE UCN, Eduardo Contreras
Profesor del MCE UCN, Eduardo Contreras.

– Hay que tener en claro que más allá de empresas o instituciones, lo importante para las organizaciones es entender que son organismos que están en constante relación con el entorno y, en ese sentido, tener un conocimiento acabado, profundo, actualizado del entorno, en todas sus variables y grupos de interés, genera ciertas bases para que el sector público y privado actualicen sus herramientas para dialogar con ese entorno.

Es en este diálogo con el entorno donde se producen las crisis, pero también las oportunidades de construir o mantener mayor cohesión social, o sea, para avanzar positivamente hacia la fabricación de un entorno que alcance tanto a la organización como a la comunidad. Por eso considero que hay urgencia en analizar estos temas a nivel epistemológico, a través de un magíster enfocado en estos agentes comunicativos de las empresas, de las organizaciones, porque pueden replicarse como modelo hacia organizaciones más dialogantes, organizaciones con las que se va construyendo la realidad social. Y desde tus propias perspectivas y trincheras.

-¿Cuáles son las herramientas que destacaría como aporte desde su currículum de profesor, consultor y analista?

-Creo que la sociología entrega herramientas interesantes desde lo teórico, pero también desde la analítica y las metodologías, que siempre deben estar muy actualizadas con lo que está pasando. Para mí, en la tarea de pregrado, es muy importante el análisis y luego, en el postgrado, disponer de herramientas de gestión para la organización. A nivel profesional esto ha marcado mi perfil, al menos desde el académico, con una cierta orientación hacia la gestión, hacia la investigación aplicada. Desde mi experiencia profesional he transitado también un camino en Organismos Internacionales en países como El Salvador, Centroamérica, y programas como para Las Naciones Unidas. Este trabajo ha estado vinculado al desarrollo, especialmente en el diseño y gestión de políticas públicas y de programas intergerenciales y, desde el sector privado, he trabajado en el área de estudios de consumo masivo y desarrollado herramientas de análisis dentro de la gestión. Creo que también es un sello importante dentro de mi desempeño la capacidad de gerenciamiento, que es una alta responsabilidad. Desde lo público, mi desempeño ha sido especialmente en el Ministerio del interior y Seguridad Pública, donde pude desarrollar otros elementos para vincularse con los públicos, especialmente con organizaciones sociales y las crisis que se les presentan. Los seminarios también han sido un canal de desarrollo para mí.

-¿Desde qué base debiera entonces enfrentarse la comunicación estratégica en el contexto del cambio permanente?

– El sociólogo Manuel Castells dice que hoy estamos viviendo un proceso de ruptura. Los sociólogos lo vemos como una tensión entre el orden y el sujeto y, en ese sentido, el manejo de las crisis -que ha sido el tema relevante en el último tiempo no sólo en Chile sino Latinoamérica y el mundo- obliga a manejar herramientas para, como profesional, desarrollar una mejor estrategia comunicacional, alineada con los nuevos paradigmas de la sociedad y los nuevos valores corporativos de las empresas. En ese sentido, creo que el manejo de la crisis, hoy en día, es más necesaria que nunca, especialmente para entender que desde la comunicación la crisis siempre es una gestión de oportunidades, aunque desde la sociología se considera una mutación cultural. Si vamos a la profundidad, sabemos que la sociedad siempre está mostrado cambios culturales, sociales, políticos, pero en diferentes formas de transformación, de generación de paradigmas, más en la sociedad que vivimos porque hoy en día, la mayor cantidad de crisis estructurales de las que habla Castells ocurren en lugares postcoloniales, que aún están en proceso de construcción de su sociedad, aún están construyendo su identidad, aún se están desarrollando y todavía no superan esa modernidad. Esta forma de estallido, cambio social, constante readaptación social, hay que entenderla desde la crisis. Es parte esencial de entender, analizar y transformar la realidad sistémica de la sociedad.

-¿Considera que las crisis obligan a actualizar herramientas epistemológicas mucho más creativamente?

-Es muy importante la comunicación porque gobernar es comunicar. Creo mucho en eso. También generar estrategias, porque uno puede entender que siempre hay un riesgo latente, puede entender que la crisis luego puede ser una oportunidad, pero el tema es identificar cuándo la crisis pasa a ser una catástrofe, que es la destrucción total.

-¿Por qué hacer un postgrado y no una serie de cursos focalizados?

-Hay un concepto bien importante: hacerse cargo de la estrategia. En El Salvador, también en Estados Unidos, trabajé con los jesuitas. Ellos dicen: uno puede mirar la realidad, uno puede observarla e investigarla, pero otra cosa bien distinta es hacerse cargo de ella. Eso requiere un cambio de paradigma. Vamos a pensar en las Junta de Vecinos en relación con su propios vecinos, la nueva estructura de los Cabildos, los grupo intermedios, las fundaciones, todo eso por un lado y, por el otro, las instituciones que se han ido debilitando, como los partidos políticos, la iglesia, Carabineros, etcétera… ambas fuerzas van transitando de una a otra y esa es la nueva dialéctica de la comunicación, que no sólo es muy profunda, sino también se da en distintos niveles: Hacerse cargo es una opción siempre porque uno como empresa puede entrar a un marco regulatorio, pero debe analizar no sólo si se esté cumpliendo ese marco, sino ir a otro nivel, más colaborativo con la comunidad, uno de construcción social, como por ejemplo, analizar cómo se puede aportar en ciertos proyectos sociales, espacios públicos, en definitiva, hacerse cargo de los problemas de las personas que están en nuestros entornos. Este tipo de estudios te permite encontrar ese valor compartido que, acá en Antofagasta, se vive ya con ciertas empresas que han ido agregando valor a la sociedad de la mano con la comunidad. Por eso la complejidad de diferenciar entre hacer una serie de cursos y hacer un postgrado.

 

“El arte es memoria”: Diplomado en Gestión Cultural celebra graduación de la 6ta generación

La generación 2019 con mención Fomento al Libro y la Lectura, pretende proponer nuevos proyectos culturales que respondan a las necesidades e interrogantes surgidas con el estallido social.

Con la consigna “El arte es memoria”, se tituló una nueva generación de gestoras y gestores culturales de la Escuela de Periodismo UCN. Profesionales que se unirán al desafío de impulsar y resignificar los espacios de la cultura, el arte y el patrimonio a lo largo del territorio.

Si hay algo que distingue a esta generación, es que enfrentó el estallido social y la crisis de cambio “reflexionando y proponiendo contenidos desde la cultura para una sociedad que se está reformulando”. Así lo describió la directora del Diplomado en Gestión Cultural y académica de la Escuela de Periodismo UCN, María Constanza Castro.

“Son tiempos de repensar y volver a leer el territorio que habitamos. Es en esta transformación que nos damos cuenta del valor que tiene nuestra comunidad y de que tenemos el poder de moldearla, construirla y tejerla socialmente”, añadió la magíster en Literatura Hispanoamericana.

María Constanza Castro, Directora del Diplomado en Gestión Cultural y académica de la Escuela de Periodismo UCN.

El retorno de la cultura al espacio académico

Con el egreso de esta generación, se cumplen seis años desde que inició el Diplomado en Gestión Cultural, sumando más de cien titulados que formaron parte de esta experiencia en la Escuela de Periodismo UCN.

“Este diplomado le devolvió a la universidad temáticas culturales que se habían perdido en dictadura. Para nosotros era muy importante dar ese paso”, comenta en entrevista con Periodismo UCN, Alejandro García, encargado regional de Educación y Formación en Arte y Cultura del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Antofagasta.

En cuanto a la mención Fomento al Libro y la Lectura, para el docente de Políticas Públicas e Institucionalidad, “este campo promueve y fomenta el goce de algo tan individual como leer, y lo convierte en un fenómeno más colectivo”.

“Actualmente existe un boom con la biblioteca, clubes de lectura y una necesidad de leer después del 18 de octubre. Las cosas han evolucionado a un sector de conciencia más clara y que la literatura lo tiene”, añadió García.

Estallido social y el rol de gestores culturales

En medio de las movilizaciones sociales surge la interrogante sobre la misión de las y los agentes de cambio en el ámbito de la cultura. Entendiendo que “lo cultural  y quienes nos desenvolvemos en esta área tenemos un rol político por naturaleza”, afirma Luis Echeverría, docente de Gestión y Fidelización de Públicos.

“El estallido social es también una revolución cultural, por lo tanto, la responsabilidad que tenemos como gestores culturales es directa y de primera mano. Hay una responsabilidad de la cual nos tenemos que hacer cargo con creatividad, posibilitando que esta movilización siga activa y con los objetivos claros”, añade el magíster en Gestión Cultural.

Para el recién egresado del diplomado, Jorge Vega, “los gestores vamos a entregar herramientas para que la gente pueda informarse, respetar su propia cultura y trabajar juntos como comunidad”.

En la misma línea, la egresada Kelly Acosta afirma que “conectar los territorios por diferentes medios es el rol que nos corresponde como gestores culturales”.

No obstante, el docente Alejandro García apela a que actualmente “existe un rol mucho más claro desde los artistas y la producción artística que de los gestores culturales. Porque los artistas son una especie de linternas que alumbran el camino para saber dónde debemos ir nosotros”.

Un escenario complejo

Otra arista importante de la gestión cultural es el complejo panorama del modelo de financiamiento, donde los proyectos culturales se convierten en desafíos que van cuesta arriba y dependen de la concursabilidad y de “un modelo neoliberal que nos tiene tan consumidos que no nos da tregua”, agrega García.

A pesar de ello, la docente de Formulación de Proyectos Culturales y Seguimiento, Paula Orellana, afirma que “el arte y la cultura son tremendas herramientas de resistencia”.

“Diversos gestores culturales y artistas de Antofagasta nos hemos reunido para reflexionar y organizarnos sobre cómo abordar nuestra labor de manera colaborativa, visualizando y exigiendo las demandas sociales”, explica Orellana.

De esta manera, algunos de los desafíos contemplan: “Promover y registrar contenidos de Derechos Humanos; insertarnos en los territorios y conectar con barrios u organizaciones; entregar herramientas a la comunidad tanto formativas como de organización y generar contenidos que informen temáticas que se discuten en política y que nos repercuten directamente como ciudadanos”, concluye.

1 2