Juan Cristóbal Peña, autor de Jóvenes Pistoleros: “La primera línea no toma la posta de símbolos, consignas ni banderas”

A partir de su último libro “Jóvenes pistoleros”, el periodista e investigador Juan Cristóbal Peña, contrastó la realidad de los antiguos guerrilleros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, con la subversiva “primera línea” que surgió del estallido social en octubre del 2019. 

El retorno a la democracia en la década de los 90, no sólo garantizó la continuidad del modelo neoliberal impuesto en dictadura, sino que también, silenció las injusticias y demandas sociales que fueron oprimidas por la violencia política. 

Este es el período histórico que retrata “Jóvenes pistoleros: violencia política en la transición”, la última publicación del periodista e investigador, Juan Cristóbal Peña.

La novela de no ficción protagonizada por el exguerrillero, Ricardo Palma Salamanca y su pareja Miska Brzovic, revela las motivaciones y el modus operandi del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), organización armada que marcó la historia reciente de Chile ajusticiando a políticos y policías.

Me parecía importante reivindicar, honrar y darle dignidad a las personas que participaron de la lucha armada contra la dictadura, porque es una historia que fue clausurada y denostada por la prensa conservadora y tradicional”, explica el cronista en entrevista con Periodismo UCN.

La historia se repite

Luego de 30 años sosteniendo la Constitución heredada por el régimen dictatorial, nuevamente se desata “una suerte de rebelión popular ante la situación política“, comenta el ex director de la Escuela de Periodismo de la Universidad Alberto Hurtado.

“En la actualidad se está cuestionando duramente el modelo que por años fue ejemplar en el mundo”, sostiene Peña, y agrega que el estallido social “coincide con la épica guerrillera, revolucionaria e insurgente que protagonizaron los jóvenes a fines de los 80”.

Es por ello que a partir del 18 de octubre del 2019, “cambia el paradigma y la forma de mirar los movimientos subversivos que pusieron las armas contra este modelo político”, afirma el académico.

Lanzamiento del libro “Jovenes pistoleros” en Antofagasta. Actividad organizada por Club de Lectura Rebelde y Biblioteca Viva.

La “primera línea” y los nuevos relatos de resistencia

Desde el inicio del estallido social, la figura de la “primera línea” ha resaltado por su rol combativo frente a la represión policial, resguardando con su presencia a miles de manifestantes que luchan por demandas en común.

En este contexto, Juan Cristóbal plantea que “existe una gran distancia entre lo que es la primera línea hoy, y lo que fue la resistencia armada en tiempos de transición a la democracia”.

“La diferencia es que la primera línea no toma la posta de símbolos, consignas ni banderas, sino que propone un nuevo relato sobre causas comunes”, afirma el periodista colaborador de Ciper. 

En cuanto a la violencia como respuesta al descontento social, el investigador plantea que “es un cauce de reacción más pasional que racional frente a una presión que se incuba por años. Por lo tanto, es inevitable”, concluye.

“La imagen en tiempos de crisis”: Mujeres referentes del rubro audiovisual realizaron conversatorio en Periodismo UCN

Cineastas, productoras audiovisuales y gestoras culturales, analizaron la crisis nacional y los nuevos desafíos que enfrenta el rubro audiovisual en Chile.

En el marco de la octava versión del Festival Internacional Antofacine 2019, se realizó el conversatorio “Registros Ciudadanos: La imagen en tiempos de crisis”, con el objetivo de reflexionar acerca del estallido social y la importancia del registro audiovisual frente a este hecho histórico.

El panel de expositoras moderado por la directora de Antofacine, Francisca Fonseca, estuvo conformado por Cecilia Gómez, presidenta de la Asociación Gremial Audiovisualistas de Antofagasta y académica de Periodismo UCN; Gabriela Sandoval, vicepresidenta de la Asociación de Productores de Cine y Televisión (APCT) y la cineasta Mixie Araya de la Comisión Fílmica de Antofagasta.

El conversatorio abordó desde el estado actual del rubro audiovisual en Chile, hasta la precariedad y falta de financiamiento para desarrollar producciones fílmicas, la perspectiva de género en la industria audiovisual  y la importancia de la organización colectiva para que el cine eduque y trascienda.

Francisca Fonseca, Cecilia Gómez, Gabriela Sandoval y Mixie Araya.

Centralismo y falta de financiamiento

El mundo audiovisual en Chile es una de las tantas disciplinas víctimas del centralismo. Este fenómeno se suma a las dificultades de poder conseguir el financiamiento necesario para realizar un film de calidad.

“Actualmente hay una necesidad imperiosa de poder salir a la calle, registrar, grabar y contar. Sin embargo, la precariedad del rubro dificulta el poder alcanzar un mayor profesionalismo”, expresó Cecilia Gómez, presidenta de la Asociación Gremial Audiovisualistas de Antofagasta.

“No hay escuelas de cine ni en el norte ni en el sur, todo el conocimiento está centralizado en la Región Metropolitana. Por otra parte, no hay capacitaciones, especializaciones ni oportunidades para realizar trabajos audiovisuales”, expresó la cineasta y guionista, Mixie Araya.  

En este contexto, para la directora de Antofacine, Francisca Fonseca, “es necesario mejorar los modelos de financiamiento porque no podemos estar dependiendo del Estado. Necesitamos autonomía e independencia”.

Para la gestora cultural argentina, Gabriela Sandoval, el mundo empresarial que aporta con financiamientos culturales “necesita un cambio de mentalidad, ya que, no tiene la conciencia de cultura y no comprende que invertir en arte es invertir en educación”.

Complementando la idea de Sandoval, Mixie añadió que “si el Gobierno no cambia esta mentalidad con respecto al arte y la cultura en Chile, las empresas e instituciones privadas tampoco lo harán”.

Es por esto que Cecilia Gómez, fue enfática en señalar que “hoy hace falta un mayor interacción entre gremios y organizaciones a lo largo de Chile. Debemos analizar las problemáticas y desafíos con un trabajo sistemático de organización colectiva”.

Género y derechos de la diversidad

Entre las temáticas que se abordaron,  la vicepresidenta de la Asociación de Productores de Cine y Televisión (APCT), Gabriela Sandoval, conversó acerca del nuevo Protocolo de buenas prácticas que aborda temas de género, derechos LGBTIQ+ e inmigración.

“Después de las denuncias por casos de abuso y acoso sexual, presentamos a la mayoría de las productoras  fílmicas un protocolo de buenas prácticas con perspectiva de género y la construcción del lenguaje LGBT. Además, el protocolo regula situaciones de machismo en contratos laborales, castings y los malos tratos a profesionales extranjeros”, comentó Sandoval.

“De la urgencia por contar la historia”: periodistas y diseñadores realizarán taller de fanzine abierto a la comunidad

La iniciativa que fusiona la disciplina periodística con el diseño artístico, busca generar instancias de creación de contenidos “que se hagan cargo del territorio y su actual dinámica social”.

El estallido social ha dejado huellas en el país y en cada rincón de su territorio. Con sólo observar las calles se puede ver el antes y después de las cuadras que hoy hablan por sí solas. La gente -40 días más tarde- sigue protestando por un futuro más justo.

En este contexto y “de la urgencia por contar esta historia”, surge la iniciativa de realizar un Taller de Fanzine abierto a la comunidad de Antofagasta.

“El momento histórico que estamos viviendo, en su urgencia épica y estética, encuentra en el fanzine una herramienta propicia y poderosa. Porque el fanzine responde a condiciones extremas y de inmediatez, requiriendo espacios de colaboración para convertirse en un instrumento liberador y de expresión cruda”,  explica Luis Echeverría, periodista y director creativo de Marchantes.

Es por esto que diseñadores, periodistas y gestores culturales, unieron “esfuerzos en la búsqueda común por generar instancias que se hagan cargo del territorio y su actual dinámica social, instancias que ofrecen un lenguaje, una iconografía y una narrativa definitoria”, añade el magíster en Gestión Cultural.

El taller organizado por el Centro de Estudiantes de Periodismo, la Escuela de Periodismo UCN y el grupo Diálogos de Diseño, se llevará a cabo el miércoles 27 de noviembre a las 11 AM en el sector odeón de la Avenida Brasil.

“Puede haber acciones de continuidad a través de la articulación autónoma de quienes participen. Si es así, la misión está cumplida”, concluye Echeverría.

 

El fenómeno de las “fake news” y la polarización ideológica en redes sociales

En el marco de las clases abiertas realizadas en la Escuela de Periodismo para reflexionar sobre el estallido social, la comunidad de Antofagasta analizó el impacto de las polémicas “fake news” que circularon por redes sociales en medio de la crisis institucional y ciudadana. 

Aprender a identificar los elementos comunicacionales que conforman las noticias falsas o “fake news”, fue el objetivo del conversatorio dictado por el periodista y director de la Escuela de Periodismo UCN, Percy Peña.

“Es importante capacitar a las personas y empoderarlas frente a las noticias engañosas, ya que la difusión de estos contenidos pueden ser muy dañinos para la democracia”, comentó el doctor en Educación.

Durante la jornada, el académico abordó la prevalencia de este fenómeno que si bien es antiguo en la línea de tiempo, actualmente revivió con la llegada de las redes sociales persiguiendo el mismo objetivo: influenciar en la opinión pública.

Titulares que impactan, generan morbo y/o causan sensación de “amarillismo”, son los elementos que predominan al momento de identificar una noticia engañosa.

“Las fake news corresponden a información inventada que imita el contenido de los medios de comunicación en su forma, pero carecen de normas y procesos editoriales”, explicó el periodista.

De esta manera, las redes sociales “amplifican la polarización ideológica de las comunidades digitales (…). La gente decide creer o no en la información según su sesgo por conveniencia o por confirmación de concepciones preexistentes”, concluyó.

Realizan taller de stencil con exitosa convocatoria en Periodismo UCN

Con un público variado en edades y profesiones se llevó a cabo el taller de stencil dirigido por Pablo López del Club de Collage Todo Combina. 

En el marco de las actividades de análisis y reflexión colectiva realizadas en la Escuela de Periodismo, este miércoles se realizó un taller de stencil que logró convocar desde un público infantil hasta estudiantes de educación superior y profesionales de distintas áreas.

La iniciativa dirigida por Pablo López de Todo Combina permitió que las y los asistentes elaboraran sus propios stencils, utilizando esta herramienta artística como un canal para transmitir mensajes, ideologías, sensaciones.

Con un soundtrack musical de Los Prisioneros, Anita Tijoux, entre otros artistas nacionales, se desarrolló la jornada que congregó a un público diverso pero con un mismo propósito: dejar huella en las calles con un claro mensaje.

 

 

Experta en periodismo digital dicta clase abierta sobre reporteo en RRSS en tiempos de crisis

Las redes sociales como herramienta periodística y su rol en el estallido social fue el centro del debate de la clase abierta dictada por la periodista Giglia Vaccani.

En el marco de las movilizaciones sociales que remecen al país, las redes sociales tomaron un rol protagónico en la labor de comunicar, informar y organizar a la comunidad chilena frente a la crisis.

Y es que la crisis institucional y ciudadana de Chile también disparó contra la credibilidad y legitimidad de los medios tradicionales, razón por la cual se levantaron nuevas formas de organización y difusión.

Este fue el fenómeno que abordó la periodista y magíster en Comunidades Digitales, Giglia Vaccani, quien dictó una clase abierta a estudiantes, profesionales de diversas áreas, gestores culturales y académicos/as de Antofagasta.

Guerrilla semiológica en redes sociales

“La abundante cantidad de información que circula en tiempos de movilización social, supera el alcance de la cobertura mediática de los medios tradicionales”, expresó Vaccani, quien asegura que actualmente “existe un doble discurso de la realidad entre los medios tradicionales y las redes sociales”.

La libertad para publicar contenido en redes sociales también provocó una nueva problemática: las “fake news”. Noticias falsas que surgen con el objetivo de “instalar estratégicamente un discurso a través de contenido mal intencionado; contenido que incluso se paga para que sea publicitado y prime en la opinión pública”, expresó la experta en Comunidades Digitales.

“Existe una guerra semiológica entre comunidades que quieren instalar discursos, pero que no logran ser hegemónicos”, añadió.

Durante el transcurso de la clase, la periodista presentó una herramienta digital llamada “MOBIRS”, que consiste en un Motor de Búsqueda Inteligente en Redes Sociales para “identificar cualitativamente datos, conceptos y fuentes que están siendo utilizadas en redes sociales”.

 

 

Analizando el estallido social: Periodismo UCN anuncia cronograma de actividades abiertas a la comunidad

Clases abiertas a la comunidad, un Club de Lectura Rebelde y talleres de stencil son algunas de las actividades que se realizarán en la Escuela de Periodismo UCN, con el objetivo de analizar colectivamente el estallido social que enfrenta el país.

Generar instancias de reflexión y discusión con la comunidad es el objetivo del calendario de actividades que organiza la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte.

El “Club de Lectura Rebelde” es el primer encuentro que se llevará a cabo el próximo lunes 18 a las 13:00 horas. En su primera versión, la actividad será protagonizada por la novela “La Rebelión en la Granja” del periodista británico George Orwell.

“Además de ser una acción de fomento a la lectura, el club tiene por objetivo acercar a la comunidad los textos clásicos para darles una nueva lectura en vista del tiempo histórico que estamos viviendo”, explica la periodista y académica, María Constanza Castro, quien forma parte del equipo organizador. 

Posteriormente, el martes 19 a las 11:00 horas se realizará la clase abierta “MOBIRS: La ingeniería periodística y el reporteo en redes sociales”, dictada por la periodista y magíster en Comunidades Digitales, Giglia Vaccani.

Esta clase abierta propone analizar cómo las redes sociales se constituyen hoy en día como los nuevos medios de comunicación, siendo en tiempos de crisis una herramienta para que la ciudadanía se organice de norte a sur.

“Vamos a detallar características de la organización ciudadana y cómo se comunican horizontalmente”, comenta la periodista y magíster en Comunidades Digitales, Giglia Vaccani.

En el marco de la clase también se presentará la herramienta MOBIRS, que desde la ingeniería periodística funciona como un motor de búsqueda inteligente de conceptos en redes sociales.

El miércoles 20 a las 12:00 horas se llevará a cabo el taller de stencil dictado por el diseñador Pablo López del Club de Collage Todo Combina. 

Culminando el itinerario, el día jueves 21 a las 11:00 horas se realizará la clase abierta “¿Cómo identificar noticias falsas?”, dictada por el periodista y director de Periodismo UCN, Percy Peña.

“Tras una breve conceptualización, veremos algunos métodos para discernir cuándo un contenido puede ser de origen dudoso tanto en textos como imágenes”, explica Percy Pequeña, periodista y doctor en Educación.

    

 

 

¿Hacia dónde va el despertar de Chile?: un análisis desde la academia

En medio del estallido social que enfrenta Chile sin atisbos de una pronta resolución, las académicas de Periodismo de la Universidad Católica del Norte, Francis Espinoza, doctora en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, junto a Pamela Romero, doctora en Ciencias Humanas, analizan el manejo del Gobierno ante la innegable crisis política. Así como también, se refieren a la criticada cobertura mediática de las protestas sociales y especulan sobre la futura resolución del conflicto nacional.

En cada rincón del país resonaron las voces y cacerolas que en masas anunciaron lo inesperado: el pueblo chileno despertó. Lo que antes parecía una utopía en conversaciones familiares, con amigos o conocidos, hoy se convierte en una realidad con cientos de miles de personas protestando en las calles, exigiendo un verdadero cambio social y estructural en Chile.

Y es que nadie se esperaba que el alza de tarifas del transporte público y el llamado a la evasión masiva del metro, propuesta por los estudiantes del emblemático Instituto Nacional, se convertiría en el hoy denominado “despertar de Chile”. 

“Los estudiantes son la caja de resonancia de las demandas sociales y este caso no fue la excepción. Ellos comenzaron esta carrera y le pasaron ‘la posta’ a la ciudadanía”, afirma la doctora en Ciencias Humanas y académica de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte, Pamela Romero.

Actualmente, las demandas de este estallido social han apuntado a reconstruir el sistema político y económico heredado y perpetuado con la Constitución de 1980. Una Constitución que hoy, en medio del colapso neoliberal, se redujo a 30 años de una violencia estructural que promovió la desigualdad social en Chile. 

Es por esto que la ciudadanía, “requiere cambios estructurales que implican cuestionar y modificar tanto el modelo económico como el político, otorgando una mayor participación activa de la sociedad civil en la toma de decisiones”, comenta Francis Espinoza, PhD en Ciencias Políticas y académica de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte.

La experta en Relaciones Internacionales, advierte que “estamos viviendo un desgaste social y económico a nivel internacional, como efecto dominó de las agobiantes políticas neoliberales impuestas por la globalización”.

Y en este contexto de crisis, las propuestas concretas que el Presidente Sebastián Piñera anunció en su último discurso, refiriéndose al sistema de pensiones, salud, salario mínimo, dieta parlamentaria, entre otras problemáticas, “son medidas que la ciudadanía ve como insuficientes para paliar los años de inequidad económica y social”, añade Espinoza.

Crédito: Agencia Uno.

La guerra que inició Piñera

Bien es sabido que las medidas de seguridad implementadas a nivel nacional, sólo lograron caldear más los ánimos entre la multitud, situación que empeoró con la polémica sentencia del Presidente: “Estamos en guerra”. Y es que el mandatario junto al Ministro del Interior, Andrés Chadwick, insisten en poner el foco de atención en “el vandalismo y la violencia excesiva de grupos minoritarios”. 

Es por esto que la represión policial y militar como respuesta a protestas pacíficas, masificaron el malestar y repudio de la sociedad chilena.

“La ciudadanía ha rechazado la militarización como estrategia para frenar el estallido social. Esto fue comunicado de mala manera y produjo un efecto boomerang, porque la gente siente que el ejercicio del poder duro por parte del gobierno ha constituido diversas formas de represión del descontento social”, afirma la académica Francis Espinoza. 

Asimismo, la estrategia de activar el estado de emergencia y toque de queda en plena democracia, tampoco logró el efecto deseado en la población como alguna vez lo hizo en tiempos pretéritos. 

La gente ha desafiado todo tipo de imposición y represión, lo que en cifras se vio reflejado en las 18 víctimas fatales, 102 civiles heridos, 979 personas detenidas, de las cuales 592 ocurrieron bajo la vigencia del toque de queda, según afirmó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

“Lo interesante aquí es que ya no es tan fácil violar los derechos humanos, justificándolo como parte de una ‘guerra civil’”, comenta Espinoza, y añade que “la Fiscalía nacional, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, e inclusive medios y organismos internacionales están monitoreando el exceso de violencia del Estado en contra de la ciudadanía. Por ende, no estamos en el mismo contexto del 73’”. 

Prensa y redes sociales: aliados enemigos

Uno de los puntos más criticados en tiempos de movilización ha sido la cobertura mediática de la prensa nacional, lo que provocó desde la necesidad de las personas, la creación de una extensa red de apoyo y de organización masiva con una poderosa herramienta: las redes sociales.

“Los medios de comunicación en Chile, principalmente la televisión y la prensa, han realizado una cobertura muy básica de las protestas sociales”, afirma la académica Pamela Romero. “Hay una tendencia a la espectacularización y al sensacionalismo, en el sentido de que no se abordan en profundidad las demandas sociales que inician las movilizaciones y, más bien, el foco se hace en las acciones violentas”, añade la académica.

Asimismo, el registro audiovisual de violaciones a los derechos humanos se ha difundido y archivado en redes sociales de prensa independiente, elaborando contenido periodístico con información aportada por los mismos ciudadanos. 

El poder de las redes sociales es tal, que la población ha preferido informarse a través de sus plataformas digitales y organizar protestas virtuales, como convertir en tendencia mundial el hashtag #RenunciaPiñera.

“Ya es costumbre de nuestros medios el criminalizar a los movimientos sociales. Lo vimos en el movimiento estudiantil del 2011 y también en el movimiento estudiantil feminista del 2018”, enfatiza Romero. Este fenómeno es alarmante, ya que “hay muchas personas que confían en la mediación de la prensa, personas cuyo único contacto con la realidad social es a través de los medios de comunicación”, advierte la experta en Ciencias Humanas.

En ese sentido, la labor de los periodistas es clave, puesto que “siempre podemos plantear un nuevo enfoque de los hechos que aborde el malestar social desde una visión más pluralista”, puntualiza Romero.

Crédito: Agencia Uno.

¿Cuál será la resolución del estallido social?

Para la experta en ciencias políticas, Francis Espinoza, “si la situación se hace insostenible con las movilizaciones sociales, la elite política llegará a grandes consensos como ocurrió en la época de los ‘grandes acuerdos’, y como escribió Guiseppe Tomasi en su novela El Gatopardo, todo cambiará para que nada cambie”. 

Francis visualiza un panorama más bien pesimista con respecto a esta movilización:

“La ciudadanía nuevamente será engañada con medidas parches. Lo que el poder espera es que las expresiones ciudadanas se sofoquen por ellas mismas, se desgasten y finalmente mueran en las rutinas diarias del trabajo, el colegio, la casa, las compras. Asimismo, la institucionalidad buscará dividir a la ciudadanía para que el movimiento se vaya debilitando”. 

No obstante, para la académica hay una esperanza que a largo plazo puede brindar un verdadero cambio. “No sólo debe transformarse la clase política, debemos mutar la mentalidad y la psicología de país hacia un modelo más solidario, humanitario y empático. Eso podría abrir las esperanzas de llegar a una sociedad más justa y equitativa”, concluye Espinoza.

Para la periodista Pamela Romero, hoy estamos “en un punto en el que es necesario que el gobierno y los políticos den señales concretas de que vieron el malestar de las personas y de que harán cambios para que las injusticias sociales terminen en Chile”. 

“Es necesario el diálogo, y no solamente entre el presidente y los líderes de los partidos políticos, cuya representatividad está en crisis, sino un diálogo democrático y horizontal con los actores y representantes de todos los sectores de la sociedad”, concluye.

Declaración pública de la Escuela de Periodismo ante la contingencia nacional

Frente a los graves acontecimientos que se están produciendo en todo el país, la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte considera lo siguiente:

Manifestamos nuestro rechazo a la cobertura de prensa nacional -en especial de la televisión- que alejándose de un criterio pluralista ha puesto el foco en los actos de vandalismo, mientras se ofrece menos espacio a la profundidad y explicación de las causas de esta crisis nacional.

Hacemos un llamado a nuestros y nuestras colegas a informar con la verdad, no dejando espacio al sensacionalismo y espectáculo mediático que no favorece al clima de afectación que se vive en estos momentos. Proponemos destacar las acciones de una mayoría ciudadana que se ha expresado en paz y sin violencia.

Con la misma energía, condenamos los hechos de violencia delicuencial que se han producido en todo el país, así como los excesos que las fuerzas de orden público y militar han acometido contra los ciudadanos y ciudadanas.

Creemos firmemente en la creación de un nuevo pacto social con la participación de toda la ciudadanía por el bien de Chile.