Epidemióloga y experto en psicología clínica analizan consecuencias de la pandemia en Periodismo UCN

Identificar con perspectiva humanista los desafíos y proyecciones de la pandemia fue clave en el conversatorio “Covid-19: Un abordaje integral de la pandemia”. 

¿Cómo afrontamos y analizamos el nuevo modelo de vida causado por la aparición del COVID-19? Esta fue la interrogante que buscó responder el conversatorio “Un abordaje integral de la pandemia” del Ciclo de Entrevistas de Periodismo UCN.

El panel conformado por la epidemióloga, Muriel Ramírez, junto al doctor en psicología clínica y de la salud, Alfredo Urzúa,  planteó proyecciones integrales sobre los nuevos desafíos que enfrentará el país desde la perspectiva humanista y social. 

EVALUANDO LA GESTIÓN POLÍTICA

Para la académica UCN, Muriel Ramírez, “el gobierno  ha demostrado ser soberbio, y en vez de centrarse en la prevención de los contagios como muchas veces argumentó necesario el Comité asesor, se ha centrado solamente en el tratamiento de la enfermedad”. 

“Las decisiones se toman en La Moneda, entonces tienen un enfoque que no es netamente sanitario. Un ejemplo de esto es el toque de queda. No tiene ningún fundamento sanitario porque el virus actúa en cualquier momento del día”, agregó
Ramírez. 

Por su parte el doctor en Psicología, Alfonso Urzúa, destacó que “el enfoque estuvo completamente centrado en evitar detener la economía. Está claro que el impacto económico ha pesado más que otras cosas, por eso es que se ha intentado mantener la imagen de que todo está bajo control y no se ha priorizado la vida de las personas”. 

PROYECCIONES

Para la doctora Muriel Ramírez, “probablemente venga una endemia alta dependiendo de las circunstancias y puede que haga retroceder a las comunas en cuarentenas flexibles”.

Así será el ciclo hasta que llegue una vacuna, para la cual falta mucho tiempo”, puntualizó.

Desde la perspectiva de la salud mental, Urzúa enfatizó que actualmente la presencia de cuadros depresivos, ansiosos y de estrés son algo normal.

“Hay muchas conductas que están en la salud mental y que es necesario pesquisarlas. Hay consecuencias que no sabemos todavía”, advirtió el académico de Psicología UCN. 

“Por ejemplo, toda la pérdida de relacionamiento entre menores de la misma edad, no sabemos cómo va a influir en el desarrollo de habilidades sociales”, ejemplificó. 

Tanto Muriel como Alfonso, concuerdan en que en los próximos meses y quizás años, veremos cómo la falta de tratamientos médicos para personas crónicas; la falta de exámenes preventivos y el encierro por tiempos prolongados, causarán efectos negativos en la comunidad.

No obstante, destacan que lo más importante es el autocuidado y la educación de prevención.