Descansa en paz, recordado “Fito” Abarzúa

Por Herman Cortés Cortés.

El dolor de haber perdido a un amigo y colega, el fallecimiento de Juan Antonio Abarzúa (el “Fito” Abarzúa para sus amigos), nos trae a la memoria el comienzo del actual proceso de integración del Noroeste Argentino con las regiones de países limítrofes, así como con el Noreste, al inicio de la Feria Internacional del Norte Argentino (FERINOA).

Desde la 1° FERINOA (1974), pero especialmente a partir de la 2° versión (1975) una de sus características fue el amplio apoyo ciudadano no sólo con la Feria, propiamente tal, sino con el proyecto de integración que su realización representaba. Para ello, fue fundamental el aporte de un numeroso pero bien organizado grupo de Periodistas, de distintos diarios, radios y canales de TV de Salta, del que formamos parte con Juan Antonio Abarzúa, por ese entonces Periodista del Diario “El Intransigente”.

La clave para esa apropiación del proyecto por parte de distintos sectores de la comunidad salteña fue la compenetración que tuvieron estas ideas integracionistas gracias a la coordinada labor periodística que logramos concretar en casi todos los medios provinciales de comunicación social. Por ejemplo, toda autoridad nacional –e incluso internacional- que visitara Salta debía dar a conocer sus opiniones sobre la FERINOA y la integración con las regiones limítrofes de Paraguay, Bolivia y Chile. Incluso un documento firmado luego por Ministros y otras autoridades de estos cuatro países, en 1975, lo redactamos basados en las declaraciones que habían formulado previamente, en una rueda de prensa o a su arribo a Salta.

De derecha a izquierda Juan Antonio Abarzúa, Germán Meza (Cónsul de Chile en Salta ), Herman Cortés Cortés, Roberto Briones, Amelia Fernández de Posadas, y Sergio Alvarado con la guitarra.

En ese grupo periodístico –del que también formó parte la actual Directora de “Salta Internacional”- destacaba el ímpetu y la pasión de Juan Antonio Abarzúa, a la par que se ponía de relieve su responsabilidad profesional. En las reuniones grupales y en los encuentros sociales previos o durante las realizaciones de FERINOA también se notaba su alegría, buen humor y compañerismo.

Todos estos recuerdos, que se agolpan en nuestra memoria, constituyen –a la vez- el dolor de haber conocido su fallecimiento en la Salta que se convirtió en su segunda Patria, ya que nació, estudió y se formó profesionalmente en Chile. Justamente nuestra primera comunicación con el alegre “Fito” Abarzúa fue en la entonces Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Norte (hoy Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte).

Ahora desde Antofagasta, como integrante y coordinador de ese grupo de periodistas de los comienzos de FERINOA, le damos nuestra eterna despedida, rogamos por el consuelo de sus hijos y demás familiares, así como también esperamos que las semillas de la integración –que empezaron a germinar en esa década de 1970- a las que regó y diseminó Juan Antonio Abarzúa sigan germinando y dando sus frutos. Descansa en paz, recordado “Fito” Abarzúa.