Fidelio Tembe, primer graduado africano de Periodismo UCN: “En África la gente se conforma mucho y no exige sus derechos”

El magíster en Comunicación Estratégica relató su experiencia en Antofagasta y lo que significó ser espectador del estallido social y  las masivas movilizaciones feministas en Chile.

El mozambiqueño Fidelio Tembe cruzó el Atlántico hace casi dos años persiguiendo un sueño: seguir creciendo en su formación académica y volver a casa con un mejor futuro para su familia.

Y es que el profesor de portugués e inglés, sentía que había alcanzado un límite dentro del paradigma sociocultural y educativo de Mozambique. Por lo que las relaciones bilaterales entre Chile y el país africano, abrieron puertas a un nuevo proceso en la vida de Fidelio.

Desde África a la Perla del Norte

Enfrentando el drástico cambio de verdes paisajes al imponente desierto, el profesor de enseñanza media llegó en marzo del 2018 a vivir a la ciudad de Antofagasta, lugar donde permanecería 2 años estudiando el Magíster en Comunicación Estratégica de la Escuela de Periodismo UCN.

Allí fue donde Fidelio armó una rutina entre estudios de postgrado, trotes matutinos por la costa y movilizaciones masivas nunca antes vistas en Chile.

“En el transcurso del 2018 al 2019 enfrenté dos paros estudiantiles, movimientos feministas y el estallido social en octubre”, comenta Fidelio en entrevista con Periodismo UCN.

Fidelio visitando por primera vez La Portada de Antofagasta.

Viviendo el estallido social

Si bien Fidelio fue espectador de las movilizaciones masivas en el país, decidió no participar de las protestas para resguardarse en su condición de estudiante de intercambio.

“Imagínate si me llevaban detenido podría tener graves consecuencias para mí. Entonces lamentablemente me quedé encerrado en casa”, comenta Tembe y añade que “el período del toque de queda fue el momento más impactante, porque fue la primera vez que viví una situación así”.

A pesar del difícil contexto nacional que debió enfrentar, Fidelio asegura que “fue una experiencia muy buena porque pude vivenciar los distintos desarrollos sociales que tiene cada país y la manera de cómo la gente entiende sus derechos para atreverse a exigirlos”, añade.

Asimismo, Tembe afirma que se sintió “acogido por la gente de Antofagasta, especialmente en la Escuela de Periodismo”.

“No hay nada que pague el cariño que me brindaron los y las profesoras de la Escuela de Periodismo, especialmente las profesoras Francis y Heleny”, comenta el egresado que vivió su ceremonia de titulación el pasado 5 de diciembre.

Fidelio junto a las académicas Heleny Méndiz y Francis Espinoza.

Movilizaciones sociales y feminismo en África

El magíster en Comunicación Estratégica, relata que en Mozambique y países africanos en general, “la conciencia de la gente sobre sus derechos es distinta. La gente se conforma mucho con lo que tiene entonces no exigen mucho sus derechos”.

“En mi país un paro estudiantil podría ocurrir en una situación de injusticia muy grosera o que involucre un aumento de aranceles por ejemplo. Pero reclamando derechos contra el acoso sexual debo confesar que no es tan común, aunque eso si ocurre”, explica el egresado aprobado con máxima distinción.

Con respecto a las movilizaciones feministas, “en Mozambique sí se habla del concepto de feminismo pero no tanto como se espera, porque en África en general el machismo es muy fuerte”, admite Fidelio.

“Hay que rescatar que en África también contamos con organizaciones feministas que luchan por los derechos de las mujeres y de los niños”, añade.

Reencuentro

Actualmente, Fidelio se encuentra de regreso en su tierra natal Mozambique, donde se reencontró con su novia de hace 6 años y su hija de 1 año y 4 meses.

Cerrando el ciclo académico en Antofagasta, Fidelio regresó con expectativas de “encontrar nuevas oportunidades laborales a pesar de lo difícil que está el mercado”. Asimismo, retomó las clases que imparte en colegios de enseñanza media.

“Quiero agradecer a Dios por todas las vivencias que tuve en Chile y por poner en mi camino a la gente que conocí. Creo que todo fue previsto por él”, concluye.

Fidelio junto a sus amistades en San Pedro de Atacama.