Rebrotes del COVID-19 en China generarán un nuevo reordenamiento mundial

Académica de la Escuela de Periodismo de la UCN, Dra. Francis Espinoza F. analiza el cambio en la geopolítica internacional a partir del nuevo brote de Covid-19 en el gigante asiático.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente China sufre su peor brote de Covid desde el levantamiento de las medidas restrictivas, pese a que en la edición del 17 de abril de 2020, la revista The Economist se preguntaba si China sería finalmente el ganador de la geopolítica de la pandemia. Por su parte, el diario costarricense El País.cr en abril del mismo año ya señalaba que las superpotencias de Estados Unidos, Europa, Rusia y China se peleaban la supremacía mundial a través de la respuesta sanitaria frente al Covid-19 y toda su maquinaria propagandística.

En un estudio comparado de política internacional, el proyecto de investigación “La Cooperación Internacional de las ciencias y el mundo político. El caso del Covid–19. Análisis Internacional Comparativo”, dirigido por la Dra. Francis Espinoza Figueroa de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte, da cuenta del cambio en el orden mundial debido a la pandemia del Covid – 19. Según la académica, “si bien la geopolítica internacional o la Política Global en Ciencia y Tecnología ha sido abordada a través de temas de seguridad, tecnologías de la información y comunicación, diplomacia, conflictos bélicos y recolección de inteligencia entre otros, pero el SARS-CoV2 impulsa aún más la competencia por el conocimiento en la carrera mundial por el talento a través de la optimización de respuestas mundiales tanto en el mundo científico como en la arena política y de toma de decisiones”.

De acuerdo a Espinoza Figueroa, en un primer momento hubo países ganadores que enfrentaron de mejor manera la pandemia, logrando una coordinación eficiente entre el mundo científico y las esferas de toma de decisiones tales como Alemania, China, Corea del Sur, Japón, Singapur, y Nueva Zelanda BBC, 29/03/2020). Por otra parte, los países asiáticos ejercieron un ‘poder blando’ a través de la enseñanza de cómo enfrentar la pandemia a partir de políticas públicas ‘pedagógicas’ diferenciadas de occidente. Se observaron otras prácticas de multilateralismo, Arabia Saudita, en su condición de presidente pro tempore del G20, convocó a una Cumbre Virtual Extraordinaria de Líderes con el objetivo de coordinar respuestas frente a la pandemia. Por su parte, la Unión Africana lanzó la ‘African Open Science Platform’ para acabar con las desigualdades en el manejo y conocimiento de la información de frontera.

Sin embargo, nos encontramos ante un nuevo escenario internacional, precisó la docente de la UCN, dado que China ve los protocolos internacionales anti-covid como medidas políticas, la OMS ha señalado que el número de contagios no está reflejado debidamente en las estadísticas oficiales, y Pekín amenaza con devolver las restricciones al resto del mundo sobre la base del principio de reciprocidad. Esto está generando no sólo un choque entre los superpoderes de Estados Unidos y el país asiático, sino que involucra un tercer actor internacional (OMS) que solicita transparentar los guarismos y posiblemente aplique medidas en contra.

Cabe destacar que la investigación se enmarca en los estudios de Ciencia, Tecnología y Sociedad de las Relaciones Internacionales, tomando en cuenta la gobernanza y coordinación global de la pandemia y sus resultados se han presentado tres conferencias internacionales (UACES virtual 51st European Studies Conference, la 14th online Pan European Conference on International Relations, y la EUSA 17th Biennial Conference en Miami) y en dos nacionales desde 2021.