Académica Francis Espinoza dictó clases en la Escuela de Líderes Políticas 2019

 La experta en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales presentó el módulo de “Herramientas Comunicacionales y Marketing Político”.

 

Con motivo de empoderar mujeres con trayectoria de liderazgo para insertarse en el mundo político, el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, inauguró este semestre las primeras Escuelas de Líderes Políticas en Chile.

En el caso de la Segunda Región, la iniciativa congregó a 56 mujeres que podrían asumir un cargo de alta responsabilidad, capacitándolas con clases de oratoria, comunicación estratégica, marketing político, entre otros módulos que serán impartidos hasta el 14 de diciembre.

Durante el desarrollo de la Escuela de Mujeres Políticas en Calama, Francis Espinoza, PhD en Ciencias Políticas y académica de Periodismo UCN, dictó la clase “Herramientas Comunicacionales y Marketing Político”.

En el módulo, la experta en Relaciones Internacionales entregó conocimientos teóricos para realizar una campaña política exitosa, así como también, técnicas para el manejo de audiencias, entrevistas y debates.

“Es un honor enseñar más bien aspectos teóricos del ejercicio del poder o de la participación de la mujer en la toma de decisiones”, comenta la académica en entrevista con Periodismo UCN.

“La ‘calle’ y la experiencia práctica me la dan las mujeres mismas, quienes ya ejercen cargos de liderazgo y tienen un discurso político contundente y estructurado”, añade la investigadora.

Educación cívica y empoderamiento femenino

Espinoza relata que a su clase asistieron mujeres que “de alguna u otra manera ejercen liderazgo político”. Desde dirigentes de comunidades indígenas, de clubes deportivos, hasta aspirantes a concejales, mujeres que trabajan con niños y en consultorios.

“Me encontré con mujeres muy empoderadas que odiaban un poco la política, pero que les parecía atractivo mejorar sus prácticas teóricas para ser consideradas candidatas a distintos cargos políticos y sociales”, afirma la doctora.

Respecto a la oportunidad de preparar a dichas mujeres, Francis comenta que “fue estar en ‘mi salsa’ porque con el tiempo me he convertido en un referente de opinión política en la región”.

“La educación cívica ha sido mi sueño desde que llegué en 2011 de vuelta de mi doctorado, y ahora siento que estoy cumpliendo este sueño”, concluye.

Proyecciones en la política

Consultada por la posibilidad de postular a un cargo político, Francis comenta que “sin duda es más fácil estar en la vereda del frente criticando política que haciendo política”.

En este sentido, “el camino se hace más difícil y áspero para las mujeres que los hombres. Las mujeres somos más exigidas, debemos dar muestra de nuestras capacidades a cada rato, y somos menos apoyadas incluso por el mismo género”, critica la académica.

“Yo sueño con una política ética y el día que eso ocurra, sí me gustaría liderar una gobernanza inteligente de una ciudad como Antofagasta con tanto potencial. Pero como la ‘real politik’ no es todavía ética, dudo que quiera recorrer un camino amargo o ingrato, porque finalmente el poder es como un mal amor para las mujeres y quienes deciden quedarse con este mal amor, pagan un precio muy alto”, finaliza.