Francis Espinoza, analista política: “Deberíamos hacer más educación político-cívica en las universidades”

La doctora en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, analizó el futuro político de la región de Antofagasta con el liderazgo de independientes como Ricardo Díaz y Jonathan Velásquez. Además, hizo un llamado a reforzar la educación político-cívica de manera transversal. 

A partir del 14 de julio del 2021, el órgano ejecutivo del Gobierno Regional de Antofagasta será liderado por Ricardo Díaz, profesor de filosofía y ex vocero del movimiento “Este polvo te mata”.

En este contexto, la reconocida analista política y académica de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte (UCN), Dra. Francis Espinoza, explicó que para analizar las proyecciones de la gestión política del nuevo Gobierno Regional, “es necesario partir por el realismo del límite de las atribuciones de su cargo, como diría Carlos Peña, las fronteras del poder”.

“Si bien la función más considerable es el manejo de presupuestos para la ejecución de proyectos en la región, creo que será fundamental la coordinación con distintos actores, en especial con los municipios”, explicó la académica.

“No estoy tan segura de que el tema medioambiental esté en las prioridades de Díaz, pero sí ha mostrado una visión crítica sobre una economía extractivista y las zonas de sacrificios, aunque no con proyectos claros de una región post-minería como sugieren algunos informes internacionales”, añadió.

Jornada electoral con baja participación

El promedio de participación electoral alcanzó un 19,62% a nivel nacional, siendo la región de Antofagasta la zona con menor concurrencia a las urnas con un 12,21% del padrón electoral.
¿Cómo explicaría la baja participación ciudadana en la histórica elección de gobernador/a regional?

Como todo en política, hay una multiplicidad de explicaciones. La crisis sanitaria es una de las variables más significativas para coartar la participación en el adulto mayor. Por otra parte, venimos saliendo de unas extensas elecciones y hay un desgaste en la voluntad de voto. A esto se suma la crisis en las democracias representativas, la gente quiere democracias más directas y participativas en la toma de decisiones; el descrédito de la clase política y el mal catálogo político, porque las candidaturas no representaron de manera transversal a la ciudadanía, por eso se mostraron varias candidaturas a la primera vuelta y una dispersión de votos. Seguramente muy pocos de estos votos fueron endosados a Ricardo Díaz. 

Frente a la crisis de representatividad del oficialismo, tanto en la Convención Constitucional como en las recientes elecciones ¿Qué estrategias le sugeriría implementar a la coalición de derecha?

Tengo la impresión que más que estrategias comunicacionales requieren estrategias político-ideológicas de redefinición de la identidad de la centro derecha y su rol en la política del país. Creo que perdieron territorialidad como lo tenía la UDI popular y deben avanzar en eso para estrechar la brecha del pacto social entre gobernados/as y elite gobernante, hay que ‘hacer calle’ para entender la nueva ciudadanía chilena, sus sueños, aspiraciones, necesidades y proyectos.

En este sentido, la académica hizo un llamado a “hacer más educación político-cívica en las universidades de manera transversal”. 

“Deberíamos tener cursos electivos para todas las carreras e incentivar a las y los estudiantes en colegios y jardines infantiles sobre la importancia de las reflexiones políticas para el futuro de la nación, así no necesitaremos voto obligatorio porque formaremos la conciencia cívica-ciudadana en nuestros jóvenes”, concluyó.

 Independientes al poder

En el marco del triunfo de los candidatos independientes, tanto en la alcaldía con Jonathan Velásquez como en el Gobierno Regional con Ricardo Díaz, la doctora en Ciencias Políticas señaló que “ambos representan distintos liderazgos y diversas independencias”.

“Percibo que Ricardo Díaz es como una ‘independencia en transición’ en términos conceptuales, algo muy parecido a Alejandro Guillier; alguien que viene de fuera, pero se incrusta bien en los partidos políticos de oposición”, expresó Figueroa.
“Jonathan Velásquez representa una independencia más solitaria y populista, y la experiencia dice que los liderazgos populistas tienden a ser autocráticos e inclusive dictatoriales”, comentó Figueroa.
“Hay que darle la oportunidad, para que muestre como parte de su Plan 9 todo lo que criticó de las gestiones anteriores, porque es fácil estar en la vereda del frente tirando piedras, otra cosa es con guitarra nos decía el Presidente Piñera”, añadió la académica.
“Si aprendió sus lecciones debiera desarrollar una gobernanza más democrática, abordando los temas urgentes de la comuna y sobre todo el manejo inteligente de la pandemia”, puntualizó.